Hogar vivienda OROPÉNDOLA

alojamiento permanente, servicio de guardería y respiro familiar

La residencia oropéndola se encuentra anexo al centro de día de adultos “Entrecaminos” dispone de 33 plazas destinadas a alojamiento permanente y servicio de respiro familiar. En la misma pueden convivir personas adultas con parálisis cerebral a partir de los 21 años.

INFORMACIÓN GENERAL

El colectivo humano está conformado por los residentes y sus familias, los profesionales y voluntarios.
Supone entrar en el terreno de la vida íntima y cotidiana, donde no podemos olvidar que el espacio de actuación es su casa.
La misión de nuestra residencia es ofrecer una alternativa de convivencia permanente que posibilite la atención de los usuarios que asisten a los centros educativos y de adultos.
Ante la dificultad para la permanencia de cada residente en su entorno familiar mantenemos una comunicación con las familias continua y fluida, sumándonos todos al proceso de cada usuario y a la satisfacción de sus necesidades vitales.
ACTIVIDADES

Pensar como nos gustaría que nos cuidaran en nuestra propia casa… es la mejor certeza para construir juntos un hogar común de puertas abiertas a la vida y cerradas a la institucionalización.

Favorecer tareas de integración, normalización, hábitos de autonomía y bienestar personal.

Personalización de la entrada de las habitaciones con el avatar de cada usuario y sus aficiones. Asegurar la calidad, como marchamo de nuestros servicios.

Control de la medicación de cada persona.

CALENDARIO

La residencia “Araluz” permanece abierta y en funcionamiento todo el año. Desarrolla su actividad a lo largo de todo el año, incluyendo fines de semana y festivos.
Se planifica y se llevan adelante actividades de ocio en el tiempo libre acordes a los momentos del año. Este conjunto de salidas y encuentros en el entorno social se programan y aprueban en el consejo residencial compuesto por profesionales y padres a partir de la participación e intereses de los residentes.

INSTALACIONES

Se encuentra dentro de la ciudad de Salamanca, rodeada de diferentes centros comerciales, educativos, sociales y culturales con quienes hemos tramado una eficaz red de relaciones y participación de nuestros usuarios.

Consta de dos salones que funcionan a modo de unidades de convivencia diferenciadas pero interconectadas entre sí, generando espacios personalizados en función de las necesidades y gustos de los usuarios.

NUESTROS VALORES

ORDEN DE UN HOGAR SEGURO.
CUIDADO DE LA SALUD: CALIDAD DE VIDA.
CONFIANZA: CALIDAD Y CALIDEZ PROFESIONAL.
PARTICIPACIÓN CON EL ENTORNO.
ACOGIDA A LAS FAMILIAS.
AUTONOMÍA: HABILIDADES PARA LA VIDA EN EL HOGAR.
APUESTA POR EL BIENESTAR.

BIENESTAR PERSONAL

Para hacer realidad este bienestar personal nos centramos en tres ejes de trabajo:

La educación de hábitos saludables

Todas aquellas buenas prácticas de cuidado personal evaluadas junto a las familias, en cuestiones como: la higiene y el aseo personal, la alimentación equilibrada, la salud coordinada con el equipo sanitario y el descanso diario de cada residente, etc.

El fomento de una mejor calidad de vida

La planificación centrada en la persona es la metodología de trabajo que permite colocar en el centro de todas las actuaciones al residente, fomentando así una mejor y progresiva calidad de vida.

El posibilitar relaciones positivas con el entorno

La residencia necesita mirar hacia fuera, accediendo a los servicios sociales en igualdad de oportunidades, a la vez que aportando su propia singularidad.

ÁREAS DE TRABAJO
PERSONAL-EVOLUTIVO
ATENCIÓN Y CUIDADO
SOCIALIZACIÓN
EDUCATIVO
FAMILIAR

OBJETIVOS Y METODOLOGÍA

Los objetivos a partir de estas áreas de trabajo son:
Ámbito Personal- Evolutivo:
Dar una atención adecuada a las características específicas.
Potenciar en cada uno de las personas un autoconcepto positivo.
Detectar y respetar los momentos y espacios de intimidad personal.
Ámbito de atención y cuidado:
Proporcionar las condiciones de confort, tranquilidad, personalización de espacios, adaptación a las necesidades requeridas.
Fomentar la participación activa en el funcionamiento cotidiano.
Ámbito de socialización:
Crear un ambiente de convivencia de la comunidad residencial.
Generar un entorno de seguridad y tranquilidad.
Ámbito educativo:
Integrar los objetivos educativos marcados dentro de las actividades cotidianas.
Favorecer la mayor autonomía en la satisfacción de sus necesidades.
Desarrollar en el ocio y tiempo libre actividades en las que predomine el disfrute.
Ámbito Familiar:
Favorecer un clima de comunicación y confianza mutua, potenciando la participación de las familias.
Ofrecer un recurso que dé respuesta a una necesidad residencial continuada u ocasional (servicio de guardería y plazas de respiro familiar).

Sala de estar, con juegos de mesa adaptados

Juegos en el jardín para fomentar la movilidad y la sociabilidad

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Youtube